¿Porque es necesaria la rehabilitacion de edificios?

Rehabilitación de edificios antiguos o rehabilitación sostenible.

La rehabilitación de edificios es imprescindible para la conservación de los mismos o para las personas que lo habitan o visitan.

Hoy en el blog de grupo Marsal vamos a contaros algo sobre lo que necesitáis saber de la importancia que tiene la rehabilitación de edificios o las reformas de fachadas.

¿Por qué es necesaria la rehabilitación de un edificio? La vida útil de un edificio está limitada por los efectos atmosféricos y el paso del tiempo al que están expuestos, y por supuesto con los materiales con que se construyeron, principalmente.

Pero una forma de alargar su vida útil en el tiempo tanto su estabilidad como durabilidad es si se realizan las tareas de restauración y mantenimiento de los edificios, incluso antes de ver los signos de deterioro en los inmuebles como el desgaste o el envejecimiento.

Los procesos de rehabilitación, además de ser grandes aliados de la sostenibilidad ambiental, también tienen que cumplir unos requisitos funcionales. Su necesidad está justificada por varios criterios:

  • Adecuar el edificio a nuevos usos.
  • Preservación del patrimonio histórico de la ciudad.
  • Mejora del desempeño de los edificios, en cuanto a confort, eficiencia energética y consumo de agua.

Además, se puede realizar también motivada por otras soluciones constructivas, que se detallen y justifiquen debidamente, como por ejemplo:

  • El impacto del uso o la ubicación de la infraestructura existente para el medio ambiente.
  • Impacto en el paisaje urbano.
  • Problemas de déficit habitacional y sostenibilidad ambiental.
  • Es más económico o eficiente que las soluciones de demolición y las posteriores de reconstrucción.

En situaciones de inestabilidad económica del país o la región, el interés por preservar las instalaciones es bastante recurrente. El motivo es lo que ya hemos indicado, el coste de las mejoras y sus respectivos impactos en el medio ambiente es menor que el producido por la demolición y construcción desde cero.

Otro punto a destacar son las cuestiones legales que demandan las organizaciones de patrimonio. Estos organismos quieren preservar los aspectos históricos y culturales que poseen los edificios antiguos.

¿Qué partes de los edificios pueden rehabilitarse?

La rehabilitación de edificaciones antiguas tiene múltiples vertientes teniendo en cuenta las técnicas a emplear y el suministro de materiales. Además, hay que tener en cuenta la siguiente ecuación: cultura constructiva local, inserción del equipamiento en el patrimonio histórico y el método de rehabilitación.

En cualquier caso, no hay que olvidar que las acciones han de estar justificadas. Estas pueden encaminarse para mejorar aspectos como la eficiencia energética, la accesibilidad, etc.

Pasos y aspectos susceptibles de mejora

  1. Aislamiento y sellado. Tanto los materiales como el método de instalación a utilizar han de considerarse respetando los parámetros del clima del lugar. Un punto importante a tratar aquí es el techo, ya que es por donde se produce la mayor pérdida de energía de un edificio. Cuanto más complejo sea el diseño del mismo, más difícil será drenar el agua de la lluvia. Así que sería mejor proyectar un flujo rápido y continuo de la humedad, evitando su acumulación.
  2. Las estructuras de cimientos, donde la durabilidad de las mismas es un elemento crítico. El agua y la humedad excesivas del suelo son factores que generan problemas estructurales y de mantenimiento recurrentes. La protección del edificio, a través de un sistema de impermeabilización interno y externo, puede prolongar su vida útil.
  3. Los muros y los pisos que tenga el edificio serán rehabilitados en función de factores como el tipo de material que pueda usarse y su adecuación al clima de la ciudad. Existe una amplia gama de materiales para mejorar la eficiencia de estas estructuras. Estos van desde simples paneles de madera hasta sistemas de alta eficiencia, como es el caso del Panel Aislante Estructural (SIP).

Cada sistema tiene características únicas de durabilidad, eficiencia energética y, por supuesto, coste. Es responsabilidad de los profesionales involucrados en la rehabilitación identificar las necesidades que tiene el edificio para elegir el mejor material.

  1. La elección de una iluminación adecuada es un factor relevante a la hora de planear el sistema eléctrico de un edificio rehabilitado. Los profesionales han de saber aprovechar la luz externa, tanto como sea posible, e instalar equipos eficientes reducirá la factura eléctrica. Todo esto teniendo en cuenta que la fachada no puede tocarse, es decir, está prohibido abrir ventanas o hacer más grandes las existentes.

Qué tener en cuenta en la rehabilitación de edificaciones antiguas

Las competencias para rehabilitar edificios antiguos son municipales, es decir, que tienes que pedir los permisos necesarios al ayuntamiento donde se encuentre. Cada uno tiene establecidas unas tasas y piden una documentación diferente, eso sí, basadas en una normativa estatal. Esto quiere decir que, aunque haya diferencias entre ellas, van a tener muchas similitudes.

Por norma general, las reformas se dividen en obras menores y mayores. Las primeras son más sencillas y no necesitan licencia, puesto que no van a intervenir ni un ingeniero ni un arquitecto. En el caso de las obras mayores sí es necesaria la supervisión de estos profesionales.

En estos casos necesitarás que el ingeniero o arquitecto redacte un proyecto y normalmente también tendrás que contratar a un aparejador o arquitecto técnico. Este se encargará de dirigir la obra y hacer el estudio pertinente de salud y seguridad. Las obras mayores son aquellas que implican la reforma de un elemento de la estructura del edificio (como una viga, un suelo, un techo…)

Qué se consigue en la rehabilitación de edificios antiguos

Como hemos indicado antes, los motivos que lleven a rehabilitar un edificio antiguo pueden ser múltiples. Desde mejorar su impacto medio ambiental, hasta realizar obras de mejora, con respecto a su accesibilidad o eficiencia energética.

Otras veces, estas obras están relacionadas con la seguridad, porque tenga estructuras susceptibles de derrumbarse o porque su interior no esté en condiciones de salubridad. La herencia histórica que tienen algunos hace que la rehabilitación necesite de unas licencias especiales y un estudio pormenorizado de su situación.

En definitiva, la rehabilitación de edificios antiguos es necesaria, muchas veces, por temas de seguridad, medio ambiente o estructurales. Su valor histórico hace que la rehabilitación esté sometida a un minucioso proyecto para mejorar aspectos de viabilidad y habitabilidad. El techo, los pilares y el suelo son elementos que, con los materiales adecuados, puede mantener dichos edificios muchos años más.