Por qué la rehabilitación de edificios puede ser mejor idea que la obra nueva

En la construcción, al igual que en otros muchos ámbitos, cada proyecto debe pensarse no solo a través del resultado que queremos conseguir, sino de su sostenibilidad en el tiempo. Por eso, la elección de los métodos de trabajo que utilicemos tiene mucho que decir en cómo nuestras obras aportan al bien común, construyen la sociedad en la que vivimos y cuidan el medio ambiente. Si alguna vez te has preguntado por qué la rehabilitación de edificios puede ser mejor idea que la obra nueva, sigue leyendo.

 

En muchas ocasiones, la erosión del tiempo sobre las construcciones hace que no solo se resientan estéticamente, sino a nivel funcional o estructural. En Marsal Construcciones llevamos muchos años dedicándonos a la rehabilitación de fachadas en Elche y Alicante, así como a la rehabilitación de viviendas, el interiorismo y la obra civil en general. Y lo tenemos muy claro: la obra nueva es fantástica, pero la rehabilitación de edificios siempre es la primera opción.

 

En primer lugar, porque la vida útil del edificio no termina cuando empieza a estar desgastado. El inmueble puede perdurar, ya sea con una reforma integral o una simple rehabilitación de fachada, pero una actualización y adecuación puede ser suficiente para que perdure en el tiempo.

 

Esa parte es, de hecho, una de las principales razones que explican por qué la rehabilitación de edificios debe ser la primera opción antes de optar por la obra nueva: la preservación del patrimonio. Es algo especialmente evidente en edificios de singularidad histórica y valor arquitectónico o cultural, pero que es 100% aplicable a cualquier construcción: siempre será preferible mantener y reformar a derribar y construir.

 

¿Por qué la rehabilitación de edificios es más respetuosa con el medio ambiente?

Otro de los motivos que no pueden pasar desapercibidos es, sin duda, el impacto ambiental. Más allá del valor patrimonial, cultural o hasta sentimental, y del deterioro que sufran las construcciones mientras dura su vida útil, hay un motivo fundamental: la rehabilitación de edificios tiene un menor impacto sobre el medio ambiente que la nueva construcción.

 

Tres cuestiones básicas:

  • La rehabilitación de edificios requiere mucha menos energía y materiales. Cualquier renovación, por ambiciosa que sea, tendrá un menor impacto energético y requerimiento material que un proyecto similar que parta de cero.
  • Actualización ecológica. Muchas construcciones antiguas suponen un problema para el medio ambiente por sus sistemas de calefacción o materiales. Una rehabilitación implica mejorar la eficiencia del inmueble y solventar dos problemas con un mismo proyecto.
  • Permite, con un coste económico menor y plazos más cortos, hacer de una construcción ya existente una más adaptada a las necesidades actuales: sistemas de ventilación, placas solares, garajes adaptados a coches eléctricos y mucho más.

La rehabilitación de fachadas en Alicante, sobre todo en su zona litoral, es una cuestión prácticamente de necesidad: la cercanía de la costa hace estragos en las fachadas, y un buen proyecto de rehabilitación y adaptación es la mejor manera de ahorrar dinero, ahorrar en impacto para el planeta y cubrir las necesidades actuales. Contacta con nosotros para solicitar tu presupuesto.