Los materiales más fáciles de limpiar

Limpiar tu casa nunca había sido tan fácil

A la hora de realizar una reforma uno busca mejorar la vivienda de manera que resulte mucho más cómodo y sencillo vivir en ella. Por eso, además de la distribución y la decoración final también debemos elegir bien los materiales que queremos utilizar y, por qué no, que nos hagan la vida más fácil, sobre todo, a la odiosa hora de limpiar la casa.

En el post de esta semana repasamos los materiales más fáciles de limpiar para que los tengas en cuenta en la reforma de tu casa.

El microcemento

Si te gusta el estilo industrial y no limpiar mucho este es el material perfecto para tu casa. El mantenimiento de limpieza del microcemento es mínimo y basta con una pasada de la fregona para que vuelva a lucir brillante y nuevo.

Lo mejor del microcemento es que evita la aparición de poros, así si algo cae al suelo y lo mancha, podrás limpiarlo fácilmente sin que se filtre en la superficie. Además, es un material que permite no tener que añadir juntas de dilatación, así que dirás adiós a la típica suciedad que se cuela entre las grietas de unión.

Lo puedes usar tanto en suelos como en paredes, además su versatilidad permite que quede bien con cualquier estilo decorativo, ya que lo puedes encontrar en infinidad de colores y acabados.

Baño con pared de microcemento

La porcelana

Un clásico en los baños, pero que sirve para cualquier estancia de la casa.

Si algo distingue a la porcelana es su gran resistencia y su fácil limpieza. Su mínima porosidad hace de la porcelana uno de los materiales más fáciles de limpiar, ya que el polvo y las manchas no se adhieren con facilidad a ella. Además, es de los materiales que mejor resisten la humedad, de ahí que sea el favorito para los baños.

Con la porcelana conseguirás mantener todas las zonas de tu casa en condiciones idóneas para su uso diario, dando un aspecto elegante, impecable y moderno a tu vivienda.

Baño de porcelana blanca

La cerámica

Un material que no pasa de moda

Si existe un material que siempre se ha utilizado en las reformas de las viviendas, ese es la cerámica. Nunca pasa de moda y, lo mejor de todo, es que el abanico de opciones de decoración es infinito.

La cerámica es un material liso con alta durabilidad y resistencia que, al igual que la porcelana, presenta muy poca porosidad, lo que impide que la suciedad penetre al interior. Además, por lo general, la cerámica suele ser antiadherente, haciendo que sea un material muy fácil de limpiar y de mantener.

Cocina con pared de cerámica en color blanco

El acero inoxidable

La opción más acertada en tu cocina si quieres despreocuparte por completo.

No requiere a penas mantenimiento y limpieza ya que el acero repele la suciedad, por lo que bastará con una simple pasada para eliminar cualquier mancha que tenga. Con lo único que tenemos que llevar cuidado es con no arañar su superficie y con el secado, ya que podemos dejar algunas manchas en la superficie (como gotas de agua si no lo secamos bien).

Cocina blanca con extractor y nevera de acero inoxidable