Las actuaciones realizadas en esta obra se desarrollan a continuación:

En primer lugar, se procedió a la reparación de los  frentes de forjado de hormigón armado mediante el  picado del hormigón deteriorado con martillo eléctrico y  eliminando el hormigón en mal estado hasta llegar a las armaduras.

A continuación se realizó el saneado de las armaduras que quedaron al descubierto con proyección en seco de chorro de arena, eliminando así la suciedad superficial, la herrumbre y toda sustancia que pudiera disminuir la adherencia de las armaduras con el hormigón y se procedió a la pasivación de las mismas.

Después se aplicó manualmente mortero monocomponente a base de cemento, inhibidores de corrosión y polímeros en polvo, para la protección y pasivación de armaduras de acero, y como puente de unión entre mortero de reparación y el hormigón existente.

Una vez realizadas las tareas indicadas anteriormente, se limpió la fachada, incluido el revestimiento,  eliminando todos aquellos elementos que pudieran desprenderse.

En la cubierta, se procedió a la retirada de la capa de impermeabilización, con medios manuales,  y se volvió a impermeabilizar incluyendo la reparación del techo interior del torreón.

A continuación se procedió a la reparación de las zonas deterioradas alineándolas con mortero, reforzando los elementos colgantes junto a la reparación de juntas de dilatación, lijado de todo el parapeto de cubiertas y tratado incluido el recrecido de las torretas de ventilación.

Finalmente se colocó un cubremuros en todo el perímetro de la cubierta.

Mediante trabajos verticales se eliminó con pistola de arena y agua los paramentos sueltos para llegar a su porosidad, se picó en las vigas afectadas hasta llegar a la armadura, se trataron y pasivaron dichas armaduras, y posteriormente se aplicó el mortero reparador acabando con el revestimiento de los dos patios.